Cristo Redentor

Sin Duda Uno De Los Atractivos Turísticos Más Famosos Del Mundo.

Cualquiera que entre en el horizonte de la ciudad de Río se encontrará con la bienvenida que le proporciona el Cristo Redentor que sobrevuela desde el Corcovado esta vibrante ciudad que late a sus pies. Gente del mundo entero visita la montaña por diversas razones, no solo por la belleza arquitectónica que la convierte en una de las Siete Maravillas del Mundo moderno. La estatua, de unos 40 m de altura, es de visita obligada y ofrece las más maravillosas vistas desde el mirador de observación que se encuentra a sus pies.

El Cristo Redentor es una estatua venerada en Río.

Fue construida en 1931 y está considerada la segunda estatua art-deco mayor del mundo. Se puede subir hasta la cima en tren, en un viaje hasta más de 700 metros de altura sobre el nivel del mar, también es posible en “vans” o taxi. Los más intrépidos pueden seguir la senda de escalada marcada. Independientemente del medio de transporte, lo que es seguro es que va a disfrutar de la excursión al monte Corcovado, unas de las vistas más impresionantes del mundo. La montaña y la imponente estatua son visibles a gran distancia.

La construcción de la estatua del Cristo Redentor empezó en 1922 pero no fue completada hasta 1931. Sin embargo, los planes para un monumento se originaron en tiempos de la Princesa Isabel, en 1850. Le fue comunicada la idea por parte de unos sacerdotes católicos. Pero al producirse la separación de Iglesia y Estado en 1889, tras la proclamación de la República en Brasil, el plan fue desechado. Sin embargo, el plan se retomó en 1921 con la idea de recaudar fondos privados por parte del Círculo Católico de Río. Entre diversos diseños se eligió el proyecto de Heitor Silva Costa, un ingeniero civil brasileño.

Desde su construcción, la imagen del Cristo Redentor con sus brazos abiertos de par en par es lo primero que se graba en la memoria. El trabajo del proyecto le fue encargado al escultor francés Paul Landowski, que utilizó cemento y esteatita para crear este monumento magnífico. La estatua, de 635 toneladas de peso y con un coste de 250 000$, se inauguró el 12 de octubre de 1931. En 2006 se construyó al pie de la estatua una capilla consagrada a Nuestra Señora Aparecida, patrona de Brasil para conmemorar los 75 años de la estatua. 
225 escalones llevan a los visitantes hasta los pies de la estatua del Cristo Redentor, pero se puede subir asimismo en ascensor y escaleras mecánicas. El mirador es célebre por sus impresionantes vistas de la ciudad de Río. En la base del monte Corcovado de 710 mts sobre el nivel del mar, se encuentra la estación (con parking disponible) desde donde sale un tren cada media hora para llegar a la estatua del Cristo Redentor. El último tren sale a las 18.15h. Los coches y taxis privados están permitidos hasta un determinado punto a partir del cual unas camionetas operan el último tramo. Para los senderistas existe un camino que lleva hasta la cima del Corcovado bordeando Parque Lage. La excursión puede resultar ardua, pero las espectaculares vistas bien valen el esfuerzo.

RESERVE SU VISITA

Carnaval de Rio

Entrar en la lista ahora!
Disfrute de los especiales en entradas, paquetes de hoteles y pasajes aéreos.
security code